Águila Roja

‘Águila Roja’, la serie más perjudicada por los cortes de temporada


Desde el pasado viernes, TVE promociona la emisión del capítulo 82 de Águila Roja como el último de la temporada. Nada más conocerse la decisión de TVE, entre todos los seguidores de la ficción más exitosa de TVE cundió el pánico ante este nuevo parón, que puede debilitar la audiencia de la serie y al mismo tiempo, afecta al ritmo de la serie ya que supone alterar el desenlace de temporada que habían trazado los guionistas.

Águila Roja comenzó sus andaduras en febrero de 2009. Sorprendiendo a todo el mundo el gran éxito de audiencia cosechado. Este enorme éxito posibilitó que en enero de 2010 llegase a TVE la segunda temporada, que conllevó que seguidores esperasen durante casi un año la llegada de nuevos capítulos.

Y a pesar de eso volvió a conquistar de nuevo a la audiencia. Y ese éxito volvió a repetirse con la 3ª temporada y con la 4ª, en las que la serie cosechaba de media más de 5 millones y cuotas de audiencia de 28 y 29%.

‘Águila Roja’ mantiene su éxito a pesar de los cortes entre temporadas

Pero a partir de ese momento las cosas empezaron a torcerse. Y es que desde el final de la 4ª temporada, Águila Roja tuvo que enfrentarse al mayor parón, que acabó mermando a la serie. No pudieron emitirse nuevos capítulos desde el 23 de enero de 2011 hasta el 21 de noviembre de 2013, fecha de comienzo de la quinta temporada.

Ese parón tan alargado afectó a las audiencias que cosechaba hasta ese momento la serie, además de ver como se dividía la temporada en dos alterando de esa forma el ritmo marcado por los guionistas. No es lo mismo emitir un capítulo de mitad de temporada (destinado a perfilar y desarrollar las tramas que desencadenan en el final de temporada) que un capítulo de final de temporada (en el que las tramas principales de la temporada llegan a su fin y dejan vislumbrar las que se desarrollarán en la nueva temporada).

Tras el parón tan largo de emisión, encuadrado en el ámbito de la crisis que asoló a TVE y que paralizó durante un año la emisión se la ficción de TVE, la audiencia de Águila Roja se vio mermada y experimentó una bajada, quedándose con una media de casi cuatro millones y media. Todo un éxito si tenemos en cuenta lo que ocurrió con series tan populares de TVE como ‘Gran Reserva’ o ‘Los misterios de Laura’, que al estar ambas tanto tiempo en la nevera, no pudieron repetir los datos de sus anteriores temporadas.

Y tras la emisión entrecortada de la 5 temporada, nos encontramos con la sexta temporada, que se estrenó algo debilitada con 3.360.00 espectadores y un 19,5%. Este dato deja entrever que con tanto parón, y corte de temporada que realiza TVE, han ido mermando la buena salud que cosechaba la ficción.

Los parones en mitad de temporada afectan al desarrollo y seguimiento de las tramas

Estos parones afectan al desarrollo y seguimiento de las tramas más importantes de la serie. Por ejemplo en esta sexta temporada se congregan dos tramas bien diferenciadas, las que finalizan porque derivaban de la quinta temporada: la resolución de la trama del hijo bastardo del Rey que tuvo Lucrecia, la reconciliación tras un período alejados de Hernán y Lucrecia y el desencadenante de que Margarita ingrese en un convento tras su desengaño con Gonzalo.

Esto indicaría que con los cortes de temporada, realizados por TVE y no por los guionistas, confluyen en una misma temporada tramas que se englobarían en una 6ª y 7ª temporada.

Si el corte continúa, el próximo año tendremos el mismo problema

Además, en caso de que se retrase la emisión de los episodios que quedan por ver la luz y que se ubicarían en una séptima temporada (en caso de que no se emitan tras el parón navideño o en abril – mayo), podría suponer que cuando volviera emitiesen una temporada corta o tuviesen que enlazar esos capítulos con algunos que compongan la 8ª temporada de la ficción (actualmente en rodaje). Y entonces podríamos encontrarnos el año que viene con el mismo problema que tenemos este año.

Queda la esperanza de que TVE decida emitir los capítulos que tiene grabados de Águila Roja el próximo trimestre y no ocasionen así un nuevo quebradero de cabeza para organizar los capítulos de la ficción que llevan a cabo los guionistas de esta ficción, ni acaben mermando aún más la audiencia de su ficción más exitosa.