Águila Roja

Aciertos y errores de la octava temporada de ‘Águila Roja’, la menos vista de la serie


El pasado jueves 10 de diciembre concluyó la octava temporada de ‘Águila Roja‘, cuya octava temporada se despidió con una media de 2.320.000 espectadores y de 12,5%, convirtiéndose en la temporada menos vista de la ficción de Globomedia.

En este final de temporada nos hemos despedido de uno de los personajes emblemáticos de la ficción: Margarita, que dice adiós a la ficcción tras dejar plantado a Gonzalo, su eterno enamorado, en el altar.

A pesar de los malos datos de audiencia cosechados en esta octava temporada, esta tanda de 13 episodios han sido mucho mejores y más dinámicos que los de las dos o tres últimas temporadas de la ficción.

Carmen Maura y Neus Sanz, entre los grandes aciertos de la temporada

Ha contado con grandes aciertos: los fichajes de Carmen Maura, cuyo paso por la ficción fue corto pero intenso; el personaje de Malasangre, interpretado poor Eusebio Poncela, un misterioso y muy interesante renegado español, que llega a conocer la identidad de Águila Roja.

En estos últinos capítulos llegando incluso a poner en aprietos a Gonzalo, chantajeándolo con descubrir su identidad secreta como Águila Roja si no acude con él a matar al rey de Portugal. Esa trama que juntó en escena por primera vez a los dos hermanos: Gonzalo y Hernán, obligados a convivir juntos.

También destacar la incorporación de Neus Sanz, que da vida a Soledad. Un personaje totalmente diferente de Catalina, una mujer fuerte, cuyo amor por Lucrecia la lleva a ser juzgada por la Inquisición.

Tramas más dinámicas que mantienen la esencia de la serie

Otro de los aspectos positivos de esta temporada son las tramas más dinámicas, como la lucha de Gonzalo al ser capturado como esclavo. Sigue resaltando de la serie: la impresionante fotografía y puesta de escena, cuya escena final del último capítulo de temporada sobrecoge.

Otro aspecto positivo es el desarrollo del personaje de Hernán, que se ha convertido en una persona distinta desde que sabe que Gonzalo es su hermano perdido. Hernán ha sido capaz de aguantar los reproches, las malas contestaciones de Gonzalo, porque sabe que se las merece, sabe que le hizo un gran daño al matar a Cristina, y por eso soporta estoiocamente todas las malas contestaciones de su hermano pequeño.

Lo malo es que esta trama parece que va a volver a involucionar ya que según comentaron los guionistas a Fórmula TV: la relación de los hermanos volverá a cambiar por lo que volverán a enfrentarse otra vez, acabando así con una de las mejores tramas de esta temporada.

También hay que resaltar la labor de todo el elenco de guionistas, a la hora de encajar las retiradas ausencias de parte del elenco protagonista: Inma Cuesta, que sólo ha participado en 7 capítulos esta temporada, Patrick Criado y Elisa Mouliá, tratando de potenciar otras tramas o desarrollando otros personajes, sin que la ausencia de estos personajes llegue a notarse.

El escaso desarrollo de las tramas principales, entre los puntos negativos

Entre las notas negativas de esta temporada es el escaso desarrollo de las tramas principales de la serie. La trama orígenes lleva estancada dos temporadas en las que el héroe no ha vuelto a investigar ni a hablar sobre sus orígenes.

También como nota negativa se destaca que tras 8 temporadas nadie del entorno de Gonzalo ha llegado a descubrir su verdadera identidad, algo que por otra parte sí ha ocurrido en otras series de corte similar como Arrow: en la que varios personajes conocen la identidad de Oliver e incluso forman parte de su equipo.

A pesar del desarrollo que ha tenido la trama de Gonzalo y Margarita, que  esta temporada  han compartido más escenas juntos que en las últimas dos, el final de temporada con novia a la fuga  es un final poco impactante para una serie como ‘Águila Roja’, además de ser un recurso muy telenovelesco.  Y una salida poco impactante para uno de los personajes más emblemáticos de la ficción, Inma Cuesta se merecía una mejor trama que justificase su salida de la serie

Excesivo peso del personaje de Lucrecia, que resta presencia al héroe

El otro punto negativo es el excesivo peso del personaje de Lucrecia, que se ha ido convirtiendo en la protagonista de la serie en detrimento de la presencia del héroe. El personaje de Lucrecia, que era de los mejores de la serie, se ha convertido desde la séptima temporada, en un personaje que ha ido perdiendo su esencia: pasando de ser una mujer muy inteligente, sibilina, que participaba en conspiraciones, a una mujer más interesada en su físico, obsesionada con un amor inalcazanble al que acosa constantemente, convirtiéndola en una mala copia de Alex Forest (Atracción fatal).

Además, la recuperación de esta trama se produjo de forma imprevista y con muy mal desarrollo en la séptima temporada (la más floja de la ficicón de Globomedia hasta la fecha), llevando a alejarla de Hernán, cuya historia de amor se había desarrollado de forma intensa desde la tercera temporada, y quitándole los atisbos de humanidad que de cuando en cuando regalaba su personaje: llegando a alegrarse de la muerte de su fiel criada Catalina.

Otro de los aspectos en los que han ido cambiando, y desdibujando al personaje de Lucrecia es en el amor que siente hacia Hernán, un amor que la llevó  a luchar por evitar su muerte, que la llevó a soñar con casarse con él y que ha desembocado en que elija dejarlo morir en lugar de salvarle la vida, lo que deja a Lucrecia en muy mal lugar como se refleja en la escena en la que habla con Nuño, tratando de evitar que su hijo vaya a rescatar a su padre. En esa escena se vislumbra que lo que no quiere es quedarse sola.  Todo ello ha desembocado en que han llevado demasiado al extremo a Lucrecia, convirtiéndola, en una caricatura diabólica de lo que en su día fue.

El capítulo 100, otro fallo sin ritmo narrativo ni gracia y muy alejado del mundo de ‘Águila Roja’

También como aspecto negativo el capítulo 100: falto de ritmo narrativo, sin gracia, y que estaba muy alejado del mundo de Águila Roja, convirtiendose así en el capítulo menos visto de esta temporada. Tal vez hubiera sido mejor celebrar el capítulo con algún hecho impactante: que algún conocido descubriese la verdadera identidad del héroe, o con un capítulo en el que el auténtico protagonista fuera Águila Roja.

También como nota negativa resaltar la insulsa despedida de Catalina, interpretado por Pepa Aniorte, y que murió por una bala perdida, y que no fue llorada, ni velada en la serie, y casi ningún personaje, salvando a Cipri, lloró su muerte. Resultó algo brusco y frío meter en el mismo capítulo de la muerte de Catalina: que Margarita aceptase la propuesta de matrimonio de Gonzalo: un momento muy esperado por los fans, que dejó fríos a todos por el momento tan poco oprtuno de producirse.

También la escena de Águila matando a varios guardias ha generado controversia debido a que el Águila es el héroe de la villa, que actúa siempre movido por justicia. El propio Gonzalo replicaba a su hijo esta temporada convidándole a pensar en las familias de las personas a las que puede llegar a hacer daño trabajando a las órdenes de Hernán. Y él en cambio se deja llevar por la rabia, y la ira y llega a cometer a una auténtica matanza movido por el dolor de haber perdido al amor de sui vida.

Olvidos en las tramas a medidas que avanzan las temporadas

Otro aspecto negativo es el hecho de que los guionistas a veces olvidan las tramas que ellos mismos escriben. Esta temporada hemos visto como Hernán, que sabía desde la primera temporada que Lucrecia amaba a Gonzalo llegando a afirmar en temporadas anteriores: “si me miraras alguna vez como lo miras a él”, no tenía constancia del amor que Lucrecia siente por Gonzalo llegando a enteresarse, también a través de un recurso muy novelesco, por la nota en la que Lucrecia decidía salvar a Gonzalo y que lo condenaba a él a muerte. También Gonzalo se entera esta temporada del amor que Lucrecia siente por él cuando se le desclara en el capítulo 102, cuando en realidad Lucrecia ya se le declaró en las primeras temporadas.

Este final de temporada ha suscitado grandes dudas: ¿llegará Gonzalo a enfrentarse a Lucrecia por haber arruinado su vida al impedir que pudiera casarse con Margarita? Yo, en este aspecto no tengo muchas esperanzas de que tras la cancelación de su boda, él llegue a enfrentarse a el.  Esto se debe a que Gonzalo siempre se ha mantenido “virgen” del daño que Lucrecia ha ocasionado a sus amigos y familia, y la ha tratado siempre como una mujer frívola, que sabe que está interesada en él y nunca ha tratado de apartarla o alejarla de su vida. Y aunque tras la cancelación de la boda es posible que lo mantengan en la inopia, que sería poco creíble, de que fue Lucrecia quien reveló a Margarita la apasionada noche que tuvieron juntos.

También nos espera un nuevo triángulo en la 9 temporada: el formado por Lucrecia – Hernán – Gonzalo, que seguirá probablemente el mismo rumbo que hasta ahora: una Lucrecia persiguiendo a Gonzalo al saberlo libre, y un Hernán celoso y que se enfrenta a su hermano por ello. Yo personalmente no espero que lleguen a unirse los dos hermanos, a los que Lucrecia ha destrozado su vida, alejándola de su vida. Pero para salir de dudas, habrá que esperar hasta el año que viene.